10 Consejos para acondicionar un baño para personas de movilidad reducida

Publicado el

10 Consejos de cómo acondicionar un baño para personas con movilidad reducida


El primer paso para saber cómo acondicionar un baño para personas con movilidad reducida es conocer quiénes son. Estas personas tienen limitadas las posibilidades de desplazarse o moverse, temporal o permanentemente, por lo que todos conocemos a alguien con movilidad reducida, que podría ser una persona discapacitada, nuestra abuela o abuelo, o una persona con limitación de movimientos debido a una enfermedad o accidente.

Por lo general, todas las personas en esta situación necesitan de ayuda humana y técnica por lo que, a veces, es responsabilidad nuestra hacerles la vida más fácil suprimiendo las posibles barreras con las que se puedan encontrar, ya sea en casa, o en servicios públicos o privados como calles, restaurantes, etc.

 

Por ello, queremos daros algunos consejos de cara a acondicionar un baño para estas personas o para nosotros mismos si nos encontramos en esta situación.

  1. El suelo. Es importante que sea de algún material antideslizante y que en el medio del baño haya al menos un espacio de 150 cm de diámetro para que una silla de ruedas pueda girar sin problemas.
  2. La puerta. Lo ideal es que la puerta del baño sea de corredera, o en su defecto, que se abra hacia afuera para evitar que, en caso de una caída en el interior del baño, esta puerta se pueda abrir sin problema y que así la persona no quede atrapada.
  3. Las paredes. Debido a la importancia de colocar los accesorios necesarios junto a los artefactos del baño, hay que tener muy en cuenta que las paredes y alicatados donde se vayan a atornillar sean robustas y fuertes. En su defecto, es conveniente reforzarlas.
  4. Los asideros. Es importante colocar asideros al lado de los artefactos sanitarios para que la PMR pueda sujetarse sin problemas. Es conveniente que éstos sean antideslizantes para una mayor seguridad.
  5. Los accesorios del baño deben estar a una altura inferior a 120 cm desde el suelo.
  6. El lavamanos debe estar a una altura de 80 cm aproximadamente y no debe tener mobiliario inferior para que una silla de ruedas pueda acercarse y usarlo sin impedimento alguno.
  7. La grifería se recomienda tipo monomando, para que no se necesite girar la muñeca, si no que, con un solo movimiento, la persona pueda accionarlo fácilmente.
  8. El espejo debe estar a auna altura de 50 cm desde el suelo y tener su asiento bien sujeto y en buenas condiciones para no aumentar el riesgo de caída.
  9. Ducha en vez de bañera para hacer del aseo algo fácil y cómodo. Es importante que no haya barreras para acceder a ella. Para las sillas de ruedas, basta con un desnivel de 1,5 cm y una pendiente de 2% para el desagüe.
  10. Instalación de asideros de apoyo a 85 cm en sentido horizontal y hasta 140 cm en sentido vertical. Es importante que la ducha tenga un asiento fijado a la pared pero abatible para que se pueda recoger a 50 cm de altura. Para comodidad del resto de miembros de una casa, también se puede utilizar una banqueta movible para meterla en la ducha únicamente cuando se necesite.

Como podéis observar, es muy fácil acondicionar un baño para PMR. Es importante tener en cuenta con quién vivimos a la hora de reformar un baño. De igual manera cuando montamos un negocio de cualquier tipo, es importante prever que podemos tener clientes PMR, acondicionando así nuestro baño para ellos desde el principio lo que hace que, de esta manera, ganemos todos.


En ANova Cociña disponemos de todo tipo de accesorios para acondicionar un baño para personas con movilidad reducida. Pincha aquí para más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *